Yo me acuesto tranquilo y me duermo en seguida, pues tú, Señor, me haces vivir confiado. - Salmo 4:8

Usuario